Posts etiquetados ‘isla’

Se acerca las celebraciones por Semana Santa y Pascua, fechas fundamentales del calendario cristiano en todo el mundo. Es una gran fiesta cargada de significados y simbolismos religiosos, pero también de reuniones y encuentros familiares. ¿Qué representa cada día de la Semana Santa? ¿Cuál es el origen del huevo de Pascua?

En este artículo develamos estas incógnitas y otros datos curiosos ademas de historias de fantasmas.

Cristianos o no, todos sabemos que a finales de marzo o principios de abril llega un momento muy esperado por todos: la Semana Santa. Para algunos es una excusa para tomarse unos días libres, pero para la mayoría es una semana donde se afianza la fe católica y se celebran otras cosas ¿Cuáles? Fundamentalmente el comienzo del cristianismo y los hechos que culminaron con la vida terrenal de Jesús y que sentaron las bases de esta religión.

A continuación, entérate qué hechos se celebran durante los siete días de la Semana Santa.

Domingo de Resurrección

Semana Santa y Pascua: origen, símbolos y tradición

Es el primer día de la semana de festejos y uno de los más importantes debido a que este día representa la llegada de Jesús a Jerusalem. Los escritos establecen que Jesús llegó montado sobre un borrico, preludio de su Pasión. Al llegar a la Tierra Santa, sus fieles lo recibieron con fervor y gran entusiasmo, por eso este día, tanto en las procesiones como en las iglesias, los creyentes llevan ramas de olivo o de palma, como un símbolo de la fe renovada. Estas palmas se juntan en muchas iglesias para luego ser quemadas más adelante como la fuente de las cenizas usadas en los servicios del Miércoles de Ceniza.

Lunes Santo

El Lunes Santo es un día crucial, no tanto en los festejos y liturgias, sino en su significado histórico. Luego de haber pasado la noche en Betania, Jesús vuelve a la cercana Jerusalem y se dirige al templo, pero lo encuentra convertido en un mercado, lleno de comerciantes dispuestos a hacer negocios entre ellos. Viendo el fatídico espectáculo que tenía frente, Jesús se enfrenta a los vendedores y los echa del lugar, argumentando que era un lugar sagrado al que había que respetar; un lugar donde se iba a rendir culto.

Martes Santo

El principal suceso del Martes Santo fue el anuncio de la muerte del Señor. Ese día se hallaba Jesús en casa de Simón, el leproso al que había curado milagrosamente. Durante la cena una mujer hace su entrada en la casa, era María. La mítica mujer arroja un perfume sobre los pies de Jesús, luego los besa y seca con sus cabellos. Al ver esta escena, las personas de la casa se encolerizan con ella, diciendo que el perfume podría haber servido como mercancía para vender y beneficiar luego a los pobres. Sin embargo, ante el asombro general, el Señor defiende a María diciendo: “Esto ha sido como una preparación para mi entierro”. El mito cristiano sostiene que es en este momento en el cual anuncia Jesús su muerte, causando un gran pesar entre sus discípulos.

Miércoles Santo

El Miércoles Santo es el día de la entrega y la traición. Este día se recuerda el momento en que Judas, uno de los doce discípulos del Señor, se pone de acuerdo con los enemigos de Jesús y se ofrece a entregarlo a cambio de 30 monedas de plata. Es el comienzo de la mortal confabulación.

Jueves Santo

El Jueves Santo, celebrado el jueves anterior al Domingo de Resurrección, se trata del primer día del Triduo Pascual. En este día la Iglesia Católica conmemora la institución de la Eucaristía en la Última Cena de Cristo. Durante los oficios de ese día se celebra el lavatorio de pies, y la Eucaristía se reserva en el “monumento”, un altar eucarístico construido ex-profeso, y en la que se mantendrá hasta el oficio del Viernes Santo. El lavatorio de pies representa el momento en que Jesús llega al Cenáculo y lava los pies de sus discípulos uno a uno. Una vez en la mesa se celebra la misa, donde el Señor ordena a sus apósteles sacerdotes y les indica que de ese momento en adelante ellos celebrarían la misa. Cuando finaliza la cena, Jesús se despide de su madre y sale en dirección a un huerto de olivos, acompañado de algunos discípulos. Esa misma noche, Jesús es entregado por Judas y puesto en prisión donde lo interrogan durante toda la noche. Ese es uno de los días más importantes de la Semana Santa y su festejo incluye procesiones desde la madrugada hasta el día siguiente, el Viernes Santo.

Viernes Santo

Es un día crucial en la liturgia cristiana y la conmemoración de la muerte de Cristo en la cruz. Luego de su encarcelamiento Jesús es sometido a un juicio, donde sufre torturas aberrantes.

Semana Santa y Pascua: origen, símbolos y tradición

Es en ese mismo momento donde recibe la corona de espinas sobre su cabeza y le cargan la cruz. Así, Cristo recorre la ciudad de Jerusalem con la pesada cruz de madera en dirección al Calvado. A horas del mediodía el Señor es crucificado. Más tarde, para certificar su muerte le clavan una lanza confirmando el fallecimiento. A la noche, los fieles desclavan el cuerpo de Cristo y lo entregan a su madre, para finalmente enterrarlo en el sepulcro. Ese mismo día Judas, arrepentido de su traición, se ahorca y acaba con su vida. Durante el Viernes Santo se realiza la adoración del Árbol de la Cruz y el Via Crucis. Es el único día del calendario litúrgico donde no se celebra la eucaristía.

Sábado Santo

Semana Santa y Pascua: origen, símbolos y tradición

Día de la Semana Santa en el que la Iglesia católica conmemora a Jesús en el sepulcro. El sábado Jesús yacía en su tumba para el desconsuelo de los apóstoles que estaban convencidos de que todo había acabado. Mientras tanto, su madre recordaba las palabras del Señor cuando predecía “Al tercer día resucitaré”. En este día tiene lugar una de las principales celebraciones religiosas de todo el año: la Vigilia Pascual, que se realiza luego de las 6 pm. La Vigilia es la más grande y santísima noche del año, la celebración antigua más importante y más rica de contenido. En ella se vela para expresar que los fieles siguen en la espera, en la vigilancia y en la esperanza de la venida del Señor, del cumplimiento del nuevo y definitivo paso con él.

Domingo de Resurrección

Se acuerdo con los escritos cristianos, el Domingo de Pascua es el día en el cual Jesús salió de su sepulcro. Este hecho es fundamental para el cristianismo. La historia cuenta que en cuanto se hace de día, tres mujeres van al sepulcro donde Jesús estaba enterrado y ven que no está su cuerpo. Un Ángel les dice que ha resucitado. Van donde está la Virgen con los Apóstoles y les dan la gran noticia. Mientras tanto, Pedro y Juan corren al sepulcro y ven las vendas en el suelo. El desconsuelo que habían tenido la noche anterior se transforma en un júbilo general. Rápidamente lo transmiten a los demás Apóstoles y discípulos y todos permanecen con la Virgen en espera del gran momento de volver a encontrarse con el Señor.

Semana Santa y Pascua: origen, símbolos y tradición

Fueron los primeros cristianos quienes transformaron la celebración de la Pascua judía en la fiesta cristiana de la resurrección de Jesús de Nazaret, celebrada el domingo siguiente a la luna llena, posterior al equinoccio de primavera (21 de marzo).

Esta fiesta determina además el calendario móvil de otras fiestas, incluidas entre ellas la Ascensión (la subida de Jesús al cielo) que se celebra 40 días después y el Pentecostés, 10 días después de la Ascensión. La semana anterior a la Pascua de Resurrección es la Semana Santa, que comienza con el Domingo de Ramos que conmemora la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén.

La Pascua y sus raíces

La Pascua es una fecha importante en los calendarios de otras religiones además de la cristiana. Sin embargo, lo que hoy conocemos y las actuales celebraciones de la Pascua tienen raíces conocidas que comienzan desde la misma palabra Pascua.

El nombre

En la mayoría de las idiomas con excepción del inglés y del alemán, el nombre Pascua deriva de la palabra Pesach, nombre hebreo para las pascuas, una festividad judía que está ligadamente fuertemente con la católica. Las Pascuas judías duran entre 7 u 8 días en recuerdo del éxodo y la libertad del pueblo israelita, que escapara del faraón egipcio. Salvo las acepciones del inglés y el alemán, el resto de los idiomas suelen utilizar términos referidos a la Pascua, basados en la palabra hebrea.

Orígenes judíos

Aunque en el Nuevo Testamento o en las Escrituras de los padres apostólicos, no hay ninguna indicación de la existencia del festival de Pascua, un texto de comienzos del siglo II sostiene que el festejo de Pascuas es una práctica temprana en el cristianismo. Sin embargo, la mayoría de los historiadores concuerdan en que el festejo conocido mundialmente como Pascha (o variaciones de eso) se presentó muy probablemente como continuación de las celebraciones de la Pascua judía, con un fuerte énfasis en la Resurrección de Jesús y con algunos agregados posteriores provenientes de culturas paganas.

Raíces germánicas

Semana Santa y Pascua: origen, símbolos y tradiciónNo hay duda sobre ciertas raíces paganas de los rituales de las Pascuas cristianas. En la zona germánica, al igual que en otras regiones del mundo, la evangelización no pudo desarraigar del todo los festejos más importantes de estos pueblos. Allí se celebraba antiguamente una fiesta en honor a Eostre, diosa pagana germánica de la primavera y la luz. Era un festival del equinoccio de la primavera, el 21 de marzo, en el que se celebraba el fin del frío y la oscuridad y la vuelta a la vida después del crudo invierno.

Símbolos de la Pascua

Parte de la simbología de esta fiesta era el conejo, adoptado como símbolo de fecundidad, que aún hoy en día se sigue utilizando en las decoraciones de esta celebración. Este elemento de la tradición de Europa occidental nunca fue aceptado por los cristianos ortodoxos, lo que nos indica que es verdaderamente un icono ajeno a la Pascua religiosa.

Los huevos coloreados como rayos del sol son traídos por el conejo de Pascua, también como símbolo de la fecundidad y de la vida que renace. Los niños de varias partes del mundo, colorean y esconden huevos de Pascua. Sin embargo, este juego tampoco fue adoptado por países tradicionalmente cristianos, otro prueba del origen pagano de estos símbolos.

Costumbres no religiosas en torno a Pascua y Semana Santa

Tanto en Estados Unidos como en Noruega y Republica Checa, las celebraciones de estas fiestas traen aparejadas algunas tradiciones locales que se escapan de su sentido religioso. En los Estados Unidos, por ejemplo, el día de Pascua se ha convertido en un fenómeno comercial del que participan familias de diversas religiones.

Semana Santa y Pascua: origen, símbolos y tradiciónEl sentido de la Pascua se ha tergiversado y ha pasado a ser una celebración infantil. Los huevos y conejos de Pascua se venden en variadas presentaciones, desde el tradicional huevo de chocolate, hasta muñecos y juguetes. También se ha adoptado la modalidad germánica de adornar y esconder los huevos; esto se realiza en la tarde del sábado para comenzar su búsqueda en la mañana del domingo. De acuerdo a las historias de los niños, los huevos fueron ocultados durante la noche junto a otros confites por el Conejito de Pascua en una cesta de pascua que los niños esperan encontrar cuando despiertan.

En Noruega, la tradición de Pascua incluye el esquí en las montañas y los huevos que pintan para adornar. Pero existe un elemento típicamente noruego que resulta muy curioso: es una tradición solucionar asesinatos en Pascua. Todos los canales principales de la televisión muestran crímenes e historias detectives, las revistas publican historias donde los lectores pueden intentar descubrir quién lo hizo, y se publican muchos libros nuevos. Incluso los cartones de la leche cambian para tener historias de asesinatos en sus lados.

Finalmente, en la República Checa, la tradición es azotar. Se realiza el lunes de Pascua por la mañana, cuando los hombres azotan a las mujeres con un látigo especial hecho a mano, denominado pomlázka. El pomlázka consiste en ocho, doce o hasta veinticuatro varas de sauce y es generalmente de medio metro a dos metros de largo y adornado con cintas coloreadas en el extremo. Mientras que el azote puede ser doloroso, el propósito no es causar el sufrimiento. Este rito se lleva a cabo para que los varones exhiban su atracción a las mujeres; incluso puede ocurrir que una mujer no azotada se sienta ofendida. La muchacha azotada da un huevo coloreado al individuo como una muestra de agradecimiento y perdón. Una leyenda dice que las muchachas deben ser azotadas para guardar su salud y fertilidad durante el año próximo. Las mujeres que han sido azotadas pueden obtener venganza por la tarde, cuando les llega el turno de verter un cubo de agua fría en el cuerpo de cualquier varón. Esta costumbre varía levemente en las diferentes regiones de la República Checa.

Los misterios de los moais y la isla de pascua

Pascua es una pequeña isla de aproximadamente 80 kilómetros cuadrados, del Océano Pacífico en la Polinesia, ubicada a 3.760 km de la costa de Chile, país al que pertenece desde 1888, y es famosa por las gigantescas efigies de piedra, conocidas también como moai. Su nombre indígena es Rapa-Nui, o también se le conoce como Marakiterani o ”los ojos que miran al cielo”.

Los moai son figuras de piedra de enormes dimensiones con forma humana cubiertas con algo que parece un sombrero cilíndrico. Las gigantescas cabezas sobresalen del árido suelo, tienen las orejas largas y grandes, y miran hacia el sol como esperando la llegada de algo o alguien, de manera algo altanera.

Fue descubierta la tarde del Domingo de Pascua de 1.722 por el marino holandés Jacob Roggeveen. Ese mismo día, la expedición de Roggeveen partió, no sin antes hostigar a los nativos de la isla, debido a que los indígenas se encargaron de robarles algunas de sus pertenencias, entre ellas muchos… ¡sombreros!.

En 1.770 el español don Felipe G. Ahedo desembarcó en la isla y tomó posesión de ella en nombre del rey de España, llamándola: San Carlos, nombre que después fue olvidado y retomó el de Pascua.
Después, en 1.774, el capitán inglés James Cook visita la isla y halló restos de antiguos e inteligentes pobladores, debido a sus construcciones, caminos pavimentados, instalaciones portuarias y numerosas aldeas que fueron hechas a base de piedra.

En la isla existen diferentes grupos de estatuas:
- Doscientas setenta y seis hacen guardia en las laderas del volcán.
- Trescientas están derribadas sobre los ahus que rodean los altos acantilados de la isla.
- Otras están a lo largo de antiguos caminos.
- 80 quedaron sin terminar.

Los moais forman parte del Parque Nacional de Rapa Nui , desde 1935. Sus impresionantes siluetas se pueden encontrar, en peor o mejor estado, por toda la isla, hasta contar un número casi de 1.000 esculturas, talladas en roca volcánica traídas de las canteras del volcán Rano Raraku . El que se encuentra en mejores condiciones es el Ahu Tahal , que se encuentra en la capital de la isla, Hanga Roa . El Ahu Te Pito Kura posee unas piedras redondas sobre la cabeza hechas en escoria roja de las canteras de Puna Pau . Como ocurre con toda la historia de estos monumentos tampoco se sabe a ciencia cierta el por qué unos llevan este “tocado” y otros no, aunque lo más aceptado es Ahu Vinapu y Akahanga son esculturas que curiosamente se encuentran tumbados… Los moais de la isla de pascua

Desde Hanga Roa se puede visitar Tahai, un centro ceremonial que muestra vestigios de la época de apogeo de la cultura pascuense. El primer grupo de moais es el templo de Aha Vai Uri. Frente a él está la plaza utilizada para reuniones ceremoniales y religiosas. Más al norte verá un moai solitario, el Ke Te Riku.

Siguiendo el camino que lleva a Anakena, llegará a Ahu Akivi: ahu restaurado con siete moais y que poseen decoraciones en la plataforma inclinada de la figura. Podrá visitar también la cueva de Te Pahu, una de las mayores de la isla.

Puede llegar a Vinapu saliendo desde Hanga Roa por la Avenida Atamu Tekena. Encontrará dos templos en ruinas. A dos kilómetros encontrará Hanga Poukura, otro monumento arqueológico derribado. Rano Raraku es uno de los lugares más visitados de la isla, ya que aquí fueron tallados casi todos los moais existentes. Siguiendo los senderos encontrará 397 moais en construcción.

Siguiendo por la costa al norte, llegará a Anakena, la más hermosa playa de la isla. Posee arenas blancas y dos ahu restaurados.

Los Moais más importantes de la Isla de Pascua:

El moai más grande:
Localización: Mina de Rano Raraku, nombrada “El Gigante”
Altura: 21,60 metros
Peso: entre 145-165 toneladas.

El moai más grande una vez erguido:
Localización: Ahu Te Pito Kura, nombrado “Paro”
Altura: 9,80 metros
Peso: 82 toneladas aproximadamente.

El moai más grande caído:
Localización: Ahu Hanga Te Tenga
Altura: 9,94 metros.

El moai parado más pequeño:
Localización: Poike
Altura: 1,13 metros.

Moai estadístico medio:
Altura: 4,05 metros
Ancho de la base: 1,6 metros
Ancho del frente: 1,48 metros
Profundidad a través del cuerpo en el punto mediano: 92 centímetros
Volumen total: 5,96 metros cúbicos
Centro de gravedad: 1,36 metros
Peso total: 12,5 toneladas métricas.

FANTASMAS EN SEMANA SANTA?

Parece casi imposible que en Semana Santa ocurran hechos paranormales o fantasmagóricos que puedan marcar la vida de las personas, a sabiendas que esos días santos son motivo de una alta religiosidad, que solamente tiene que ver con la muerte y resurrección de Cristo, sin embargo no es así. Sin embargo hay historias que ha conocido el equipo de Caza Fantasmas  que forman parte del trabajo de investigación que se ha llevado a cabo con tal motivo.

Por estas fechas ocurren diversos hechos que vamos a relatarles.

Julio Fernández vino a Uruapan (http://es.wikipedia.org/wiki/Uruapan) por estas fechas y tras estar de regreso, envió una carta donde nos cuenta su experiencia que a continuación les narro.

“Es una experiencia, dice Julio, que me pasó hace aproximadamente unos 10 años en Uruapan, de donde es mi mamá. Fuimos de vacaciones en Semana Santa, la primera noche la pasamos en la casa de una de las hermanas de mi abuela, mis padres se quedaron con dos hermanas en un cuarto, mi otra hermana, mi tía, mi prima y yo en otro, repartidos en dos camas individuales”.

“Yo no podía dormir, tal vez por el calor o por que tenía hambre, pero como era casa ajena no me animaba a ir a la cocina, en el cuarto había una ventana muy grande, me recargué en la cabecera y me la quedé viendo fijamente por que la noche estaba muy despejada, la ventana tenía cortinas muy delgadas y la dejamos un poco abierta para que entrara la poca brisa de la noche.

De repente se prendió la lámpara que estaba en el buró en medio de las dos camas, la lámpara tenía un botón para manejar el nivel de luz que desee, la lámpara se encendió con la luz muy tenue, en ese momento pensé que mi tía o mi prima se había despertado, pero al momento observar fijamente grande fue mi sorpresa que estaban profundamente dormidas

Conforme pasaban los minutos me empecé a sentir un poquito más incómodo e inquieto, por lo que me dio otra vez por mirar donde estaban mis parientes, en ese momento vi a una mujer sentada en la otra cama estaba con la cabeza agachada y las manos juntas y hasta ahí es todo lo que recuerdo de eso.

Pensé que había sido un sueño, un día en la casa de mis padres en la sobremesa, mi mamá contó que la primera noche que pasamos ahí vio a una mujer en la ventana que daba para el balcón con las mismas características que la que yo había visto, después mi papá platicó que la vio pero enfrente del closet, pero ellos al igual que yo creyeron que había sido un sueño, solo recuerdan eso que les platico… después me enteré que la mamá de mi abuelita había fallecido ahí años atrás…

Cabe mencionar que mi papá es de la gente que dice que los muertos muertos están y no cree ni en fantasmas ni en nada por el estilo…yo me pregunto quién habrá sido, qué energía andará vagando por la casa de Uruapan durante Semana Santa. Nadie lo sabe, únicamente podemos decir que ahí asustan y que es verdad”.

Hasta aquí el relato de Julio sobre a extraña experiencia que vivió durante este tiempo y sobre todo en sus vacaciones de Semana Mayor.

MISA DE FANTASMAS EN SAN AGUSTIN

Hay historias fantásticas en el mundo en torno de los fantasmas de Semana Santa, por ejemplo en los templos morelianos de San Francisco, El Carmen y San Agustín, refieren historias centenarias sobre la celebración de misas a la media noche, inclusive se relata que Catedral abre sus puertas a la media noche, durante Semana Santa para dar paso a que feligreses tomen parte de una misa oficiada por fantasmas, donde se escuchan rezos en latín y cánticos antiguos, además que el templo se ilumina con la tenue luz de antorchas que penden de las paredes.

Pero todo es parte de una fantasía que les cuento.

Concretamente en el templo de San Agustín hay una historia de una pareja, quienes viven en Allende, se levantaron temprano para ir a misa, como era su costumbre, ellos ingresaron a la misa y no se extrañaron que el sacerdote que la oficiaba estaba vestido de negro y su rostro no se le vía.

De hecho nunca les dio miedo el hecho de que los frailes que estaban en misa estaban ocultando su rostro, agachados, cantando en latín y gregoriano, era momento religioso fúnebre, pero a ellos no les dio miedo, rezaron y además pudieron recibir la ostia de manos del sacerdote que ofició la misa.

Tras de rezar al final y recibir la bendición, se retiraron del templo con el deber religioso cumplido, sin embargo al estar en la plazoleta se dieron cuenta que eran las dos de la mañana y que además era Semana Santa, por lo tanto los oficios eran mucho más tarde.

Nunca lo han podido explicar pero de que fueron a misa durante Semana Mayor, sí fueron, solo que estuvieron al lado de decenas de muertos, quienes ahí pudieron estar todos en esa misa negra o misa de los fantasmas.

LA LEYENDA DE LA SANTA COMPAÑIA

En España hay una leyenda muy propia de estos días y refiere de manera interesante que este mito de la Santa compañía se extiende principalmente en la zona de Galicia.

La Santa Compañía está formada por almas en pena que van en dos hileras, envueltas en sudarios, con las manos frías y los pies descalzos. Esta procesión va encabezada por un ser vivo llevando una cruz y un caldero con agua bendita. Cada fantasma lleva una luz, pero es invisible, solo un olor a cera y un ligero viento son las señales de que está pasando la legión de espectros. Al frente va el espectro de mayor tamaño, la Estadea.

El portador de la cruz no puede en ningún momento volver la vista atrás, ni renunciar a su cargo precediendo La Santa Compañía; solo quedará liberado cuando encuentre a otra persona que le sustituya, el cual pasará a tener las responsabilidades del primero: cargar con la cruz y el caldero sin remisión. La Santa Compañía obligará al que encuentren, a vagar junto a ellos todas las noches, portando una gran cruz y conduciendo la comitiva.

También se cree que quien realiza esa “función” no recuerda durante el día lo ocurrido en el transcurso de la noche, únicamente se podrá reconocer a las personas penadas con este castigo por su extremada delgadez y palidez. Cada noche su luz será más intensa y cada día su palidez irá en aumento. No les permiten descansar ninguna noche, por lo que su salud se va debilitando hasta enfermar sin que nadie sepa las causas de tan misterioso mal. Condenados a vagar noche tras noche hasta que mueran u otro incauto sea sorprendido.

Se dice que no todos los mortales tienen la facultad de ver con los ojos a “La Compañía”. Elisardo Becoña Iglesias, en su obra La Santa Compañía, El Urco y Los Muertos explica que según la tradición, tan solo ciertos “dotados” poseen la facultad de verla: los niños a los que el sacerdote, por error, bautiza usando el óleo de los difuntos, poseerán, ya de adultos, la facultad de ver la aparición.

Habrá una serie de indicios de la proximidad de la aparición como el olor a velas surgiendo de repente, o el espanto de determinados animales: perros, gatos, caballos… que según la leyenda pueden ver esos fantasmas por algún tipo de sensibilidad especial.

Se dice que vagan por los caminos por diversas razones:

-Para reclamar el alma de alguien que morirá pronto.

-Para reprochar a los vivos faltas o errores cometidos.

-Para anunciar la muerte de algún conocido del que presencia la procesión.

-Para cumplir una pena impuesta por alguna autoridad del más allá.

Lo que se debe hacer al encontrarse con ellos es:

-Apartarse de su camino, no mirarles y hacer como que no se les ve.

-Hacer un círculo con la estrella de Salomón o una cruz dentro y entrar en él.

-Rezar y no escuchar su voz

-Llevar encima escapularios, objetos sagrados, ajos o castañas de indias (considerados talismanes en Galicia).

-En último caso uno puede tirarse al suelo boca abajo y esperar que la Compañía no le pase por encima.

Como punto final de esta leyenda se refiere que durante Semana Santa aumenta el penar de estos fantasmas, pero es el tiempo de que algunos puedan liberarse por la gracia de Dios.

La leyenda es tan antigua como el mismo miedo de quienes en Galicia evitan salir en Semana Santa para no verse involucrados en la Santa Compañía.

LA LEYENDA DE LOS CHORROS DEL VARAL

Los imponentes “chorros del Varal”, ubicados por Los Reyes, tienen una historia especial que se cuenta durante la Semana Santa y refiere de una mujer hermosa que en esas fechas se aparece y utiliza su belleza para engañar y pedir a los hombres que la sigan.

La lujuria de los varones se pone entonces de manifiesto.

De hecho te va guiando en forma sutil hacia el interior de la imponente cascada donde hay una ladera y solamente llegan los más osados.

La ambición de encontrar un tesoro o de seguir a esa bella mujer que te dice que la sigas y te llevará a un tesoro, pero con la condición de que no mires hacia atrás sin importar lo que oigas.

Durante el trayecto el ruido de la caída del agua es más impactante que nunca y pareciera como si se estrellara contra rocas, la leyenda señala que son pocos los hombres quienes evitan voltear su mirada para ver qué está pasando y debido a ello quedan atrapados en las grutas del lugar.

De hecho a lo largo de los años los lugareños afirman que hay muchos varones que están detrás de la cortina de agua en la caída de los chorros del Varal, y que en las noches de Semana Santa el ruido decae para entonces poder escuchar los lamentos de los hombres encantados y atrapados por la lujuria y la soberbia.

Los chorros del Varal en Semana Santa son visitados por cantidad importante de turistas y esta leyenda es contada con la finalidad de que ninguno de los visitantes pueda quedar encantado en el lugar.

No sabemos si se cumple fielmente con esta tradición, pero de que los hombres van llenos de miedo por esta amenaza, seguro que sí, aun cuando no lo creen. Hay quienes en la noche se han quedado a acampar en el lugar para escuchar los gritos desolados de los hombres encantados.

Por alguna extraña razón quienes acuden al lugar se quedan dormidos y dicen que cuando esto ocurre surgen al aire los cánticos lastimeros de los hombres atrapados en este lugar.

Son los fantasmas y las leyendas de Semana Santa.

Los chorros del varal es una historia muy singular, lo que sí puedo afirmar es que hay una gran energía por la cantidad de agua que se encuentra ahí y muchas personas cuando bajan para ver esta belleza turística sufren alguna caída por lo resbaladizo.

Pero nadie se atreve a desencantar a estos hombres. (I)

Alejo Castillo

Semana santa y sus…¡Fantasmas¡

Solo me resta desearles unas muy felices pascuas!!! …. lejos de fantasmas ;)

Fuentes

http://www.viajeros.com

http://asusta2.com.ar/

http://www.oem.com.mx